“¿Dónde está mi envío?” Así funciona el tracking

Por 31 Enero, 2017Empresa, Transporte

la-luna-shipping-laluna.coop-transporte-internacional-tracking-envio-seguimiento-carga-paquete-paqueteria-mensajeria-blog-01En una época en la que la palabra inmediatez lo impregna todo, es normal que el seguimiento de envíos (tracking) se convierta en una necesidad. Y no os penséis que las empresas de transporte le demos poca importancia. Nosotros realizamos continuamente el tracking de todos y cada uno de nuestros envíos. Algunos se preguntan por qué a veces no se ven actualizaciones de seguimiento durante un cierto tiempo. Hoy os lo explicamos.

Lo primero para entender cómo funcionan los sistemas de seguimiento, es conocer un envío en una empresa de transporte. Os lo contamos con un ejemplo de un envío desde España a Estados Unidos. Para más detalles tenemos una entrada muy completa sobre el proceso.

En un envío participan muchas partes: primero el mensajero que recoge el paquete y al final de su  de reparto lo deja en su delegación o en un centro de clasificación. Los envíos se clasifican según sus destinos y el paquete se agrupa en dirección al hub internacional de París, de ahí irá en un vuelo a Estados Unidos, y antes de ir a su delegación de destino para que lo entregue el mensajero, pasará por otros hubs, como el de Indianápolis o el de Memphis (el más grande del mundo).

Como ves el paquete pasa por muchas manos. Para facilitar saber cuándo ha pasado por uno de estos puntos, se crearon los sistemas de seguimiento. Cada vez que el paquete llega a un punto clave se escanea su código y se actualiza su posición en una base de datos. Esa actualización es lo que enviamos como notificación a tu correo electrónico. Es lo que puedes comprobar usando el código de tracking en una web de seguimiento o llamándonos si precisas información adicional.

Para el seguimiento de contenedores, las compañías navieras ofrecen servicios de tracking en sus páginas web. Tan sólo necesitarás el número de contenedor o para información más detallada el número del bill of lading.

En el caso de la carga aérea, el seguimiento se realiza a partir del número de AWB que permite conocer la situación de un envío así como la ruta que ha ido recorriendo.

A muchos les gustaría saber con más detalle dónde se encuentra el paquete en ese momento. Existen algunos sistemas tracking especiales con uso de GPS para el vehículo del mensajero. Hay que entender que, aunque un mensajero esté cerca, la ruta la marca en base a la prioridad de cada envío, el estado del tráfico, el número de envíos etc… Puede que dé una vuelta (o dos) antes de llegar.

Ahórrate sustos y usa las etiquetas con códigos de barras y tracking

Las etiquetas que te enviamos deben ser perfectamente visibles en tu paquete. Su función, aparte de recoger toda la información básica del envío, es la de facilitar el tracking. Los códigos de barras y QR de las etiquetas permiten automatizar esta faena y evitar incidencias.

En caso de que un envío se extravíe, tenemos dos recomendaciones. Primero, paciencia, los envíos suelen aparecer en la mayoría de las ocasiones, y que la “desaparición momentánea” se deba a una lectura errónea en uno de los puntos o un desliz en el grupaje. Segundo, contacta con tu empresa de transporte e informáles de que has detectado que tu envío no ofrece actualizaciones en el tracking. De esa forma podrán comenzar a rastrear el envío hasta su localización. Créenos, a nosotros tampoco nos gusta que las incidencias ocurran y por eso hacemos tracking de todos los envíos varias veces al día. Para conocer el estado de todos tus envíos, estamos a tu disposición por teléfonocorreo electrónico y Twitter.

Ahorra tiempo y dinero leyendo nuestras recomendaciones en el blog. Si tienes dudas o requieres de uno de estos servicios contáctanos a info@laluna.coop o llamándonos por teléfono.

Deja un comentario