Ana Pérez «ofrecemos un servicio profesional sin dejar de ser cercanos con nuestros clientes»

fotografía de Ana Pérez que destaca el servicio profesional de la cooperativa

Ana Pérez es la protagonista de esta semana y una de las veteranas del grupo. Su larga trayectoria en LA LUNA shipping® y sus responsabilidades la convierten en la cabeza más visible de la cooperativa. Destaca que LA LUNA ofrece un servicio profesional, el trabajo en equipo y la cercanía.

Ya leísteis sus respuestas a la entrevista de El Ibérico y ahora podréis conocer más sobre el funcionamiento de nuestra cooperativa y una de las más bonitas aunque frustradas historias de amor en la anécdota que ella nos cuenta.

¿Cuál es tu puesto en LA LUNA shipping®? ¿En qué consiste tu trabajo?

Como socia de la Empresa, soy Presidenta del Consejo Rector de la Cooperativa, con las funciones de representación que conlleva el cargo.

Como trabajadora, me encargo de todo lo relacionado con el departamento Laboral, Recursos Humanos y Prevención de Riesgos. Además desarrollo tareas en el área de Administración, como facturación, cobros y pagos… entre otras.

En el área de Atención al Cliente me encargo sobre todo de gestionar las reclamaciones que recibimos. ¡Afortunadamente son pocas! También hago turnos en el departamento de Tráfico. No os voy a contar qué se hace en este departamento, porque ya nuestra compañera Nuria lo ha explicado con detalle en su entrevista.

Básicamente esas son mis tareas principales, sin embargo, en una Empresa como la nuestra, pequeña y autogestionada, al final todos tenemos que hacer un poco de todo.

¿Cuánto tiempo llevas trabajando en LA LUNA shipping®?

Empecé en enero del año 1999, por aquel entonces colaborando con la Asociación de Bicimensajeros La Luna. En el año 2000 me incorporé a la Sociedad, y hasta hoy. Ya ha llovido… ¡Han pasado tantas cosas!… Recuerdo cuando estaba yo sola en la oficina, y claro, como atendía todas las llamadas, era «la voz de La Luna». Desde entonces aquí estoy, dándolo todo.

¿Qué es lo que más te gusta de tu trabajo?

Me gustan muchas cosas.

Sobre todo, me gusta mucho trabajar en equipo. Y más si es un equipo que trata de superarse, que siempre se reinventa y se adapta, aun con esfuerzo, a cada situación nueva y nuevos retos.

Y mira que a veces se nos presenta cada panorama… Pero nunca nos detenemos ni nos amedrentamos ante nada, y siempre estamos buscando la manera de mejorar cada detalle para que todo salga perfecto.

También me gusta recorrer el mundo un poquito cada vez, con cada envío que hacemos. Y cuando todo sale a pedir de boca y los clientes nos agradecen y felicitan.

¿Cómo os definiríais? ¿Qué hace especial a LA LUNA shipping®?

Hay bastantes cosas que nos diferencian y nos hacen especiales. Creo que siempre hemos sido especiales, aunque no por lo que mucha gente nos conoce a nivel local: «los de las bicis». Cierto que somos de las pocas mensajerías en España, y la única en Asturias, en tener un servicio de bicimensajeros. Pero no es lo único que hacemos, pues desde hace muchos años gestionamos todo tipo de transporte regional, nacional e internacional. Al principio éramos un grupo de «chavales» que, a pesar de su juventud, sabían lo que se traían entre manos. Ahora tenemos a nuestra espalda años de experiencia en este sector.

Además somos un grupo de personas muy implicadas y empeñadas en que todo salga bien, siempre atentos a todo aquello en lo que podamos mejorar. Nos gusta tenerlo todo controlado, tanto en la gestión de nuestra cooperativa como en la gestión de los envíos. Diría que somos muy aplicados y puntillosos. Todo eso se refleja, cómo no, en los servicios que prestamos. Creo que ofrecemos un servicio profesional sin dejar de ser cercanos con nuestros clientes.

Por otra parte, somos una cooperativa, y eso quiere decir que gestionamos y decidimos sobre el fruto de nuestro trabajo y sobre la empresa en la que trabajamos.

¿Cuál es la situación más curiosa o divertida que te ha ocurrido en tu trabajo?

Bueno, en todos estos años ha ocurrido de todo… Mis compañeros han contado varias anécdotas. Yo voy a contaros una que ocurrió en el que posiblemente haya sido el servicio con el trayecto más corto que hayamos realizado.

Se trataba de un envío que consistía en toda una declaración de amor, contenida en una tarjeta que le fue confiada a uno de nuestros mensajeros en plena calle. Debía hacer la entrega en la peluquería que había justo enfrente. Nuestro cliente se quedaría en la esquina, medio escondido, supongo que vigilando a través del escaparate la reacción de la moza objeto de sus desvelos.

Sin embargo, cuando el mensajero se personó en la peluquería, resultó que la destinataria ya no trabajaba allí desde hacía semanas.

El mensajero se preguntó cómo se lo tomaría aquel pobre enamorado. Así llegó a la esquina donde se había quedado esperando.

Y del pobre enamorado ni rastro.

El mensajero, desconcertado, me llamó por teléfono para que contactase con el cliente. Sin embargo, por más veces que le llamé al número que nos había dejado, nadie cogió nunca la llamada. Tampoco pudimos localizar a la destinataria, pues en la peluquería no tenían ninguna información.

De esto hace ya años, pero todavía tenemos la tarjeta en la oficina, por si acaso…

¿Has vivido alguna vez en el extranjero? ¿Cuánto tiempo? ¿Utilizaste Servicios de LA LUNA durante tu estancia?

No más allá de unas vacaciones.

Solo tuve que utilizar los servicios de La Luna una vez, pero fue a nivel nacional (entre Gijón y Barcelona). Me gustó vivir la experiencia desde el otro lado, y además tengo que decir que todo fue como la seda.

¿Cómo ves la situación de la mensajería y transporte?

Sinceramente, mal. En los últimos años han surgido muchas empresas de transporte; si es que tienen la correspondiente Licencia para poder llamarse así. Estas empresas ponen una página web y se dedican a vender envíos a unos precios tan bajos que hacen que los demás parezcamos caros. Cuando el transporte tiene un precio, justo y adecuado al nivel de servicio, por debajo del cual nadie debería arriesgarse, porque realmente no sabes lo que te están vendiendo. ¿Qué garantías ofrecen esas empresas?. ¿Qué autorizaciones tienen?. ¿Cómo van a responder si hay alguna incidencia?

Lo único que se está consiguiendo es que parezca que cualquiera puede dedicarse a esto, y que la gente lo valore cada vez menos. Además, esas empresas, ofreciendo esas tarifas temerarias sin cumplir con la legislación vigente, hacen competencia desleal al resto de transportistas que cumplimos religiosamente con la normativa de Transportes.

Profesionalidad, cercanía y calidad con LA LUNA shipping

Si quieres poner a prueba nuestro servicio profesional y cercano, oír la famosa «voz de La Luna», contáctanos por correo a info@laluna.coop o llámanos a uno de nuestros teléfonos. 

2 comentarios

Deja un comentario