El fantasma de los gastos de importación ocultos

Por 30 septiembre, 2015noviembre 11th, 2015Empresa, Marítimo, Transporte

la-luna-shipping-gastos-importacion-ocultos-realidad-partner-socio-gestion-integral-responsabilidadA más de una empresa en crecimiento o ya asentada le han contado historias de fantasmas sobre los gastos de importación y exportación ocultos. En rigor, no hay nada que temer ya que no hay gastos ocultos sino, más bien, gastos ignorados. Si económicamente, tu empresa tiene claro que hay que exportar o que hay una mercancía que te conviene importar, hacerlo es solo cuestión de tener presentes todas las variables y de estar bien asesorados, ya sea interna o externamente.

Estos son algunos de los mal llamados gastos de importación ocultos que habría que tener siempre en cuenta.

Aduanas

Los requisitos legales y los trámites burocráticos para que una mercancía entre en un país son públicos y notorios y, si no fuera así, son conocidos por los profesionales del sector gracias a su experiencia. El incumplimiento de dichos requisitos o la realización incorrecta de los trámites es algo bastante serio, ya que puede resultar en un envío retenido en una aduana, lo cual encarecerá el transporte por todos los retrasos y porque el almacén o la terminal donde está la mercancía cobra por cada día de almacenaje lo que suele considerarse erróneamente como uno de los grandes gastos de importación ocultos. Los gastos estaban allí y un buen agente con experiencia en gestiones similares te los anticipará con agilidad y transparencia.

Transportes intermedios

Hoy en día, cualquiera sería capa de coordinar un envío entre dos grandes infraestructuras, por ejemplo entre los aeropuertos de Madrid y Barcelona. Pero evidentemente, el destino de los envíos nunca es ese. Quizá la mercancía tiene que viajar de un polígono industrial a unos almacenes del centro de la ciudad o quizá hay un tramo que es posible realizar en tren porque es mucho más rentable o sostenible.

Sería tópico decir que el secreto para minimizar los gastos de importación y exportación es tener en cuenta los detalles, pero no hay secreto ninguno: hay que planificar cada movimiento y cada cambio de manos para que la coordinación sea perfecta, y hasta tener un plan B por si cualquier paso no fuera según lo previsto.

Tasas

Toda la información sobre tasas que gravan las distintas importaciones y exportaciones es bastante compleja de manejar. En el mundo hay alrededor de 200 estados con su propia legislación y/o prácticas habituales para distintos tipos de bienes. Las posibles combinaciones no solo son muchas, sino que son cambiantes. Por eso necesitas un partner con experiencia para informarte puntualmente y que, además, esté totalmente en contacto con el sector para detectar cuánto antes los posibles cambios legislativos que te afecten.

Gastos extraordinarios

Evidentemente, lo imprevisible está ahí: una inspección de aduana en destino o un posible accidente pueden generar gastos de importación o exportación imprevistos. Sin embargo una gestión integral, los seguros pertinentes y una praxis correcta siempre minimizan riesgos y permite detectar el fallo en la cadena de suministro con mucha más agilidad.

En resumen: los fantasmas no existen y los gastos de los gastos de importación ocultos tampoco. Otra cosa es que haya gastos no previstos por falta de profesionalidad o por cualquier otra razón. Por eso, como siempre decimos, la clave en todos los movimientos logísticos de tu empresa es un buen partner en el que puedas confiar a largo plazo y con el que tengas una relación basada en la transparencia. Y ya sabes que, en LA LUNA shipping® estamos para eso.

Deja un comentario